Llegamos al tercer capítulo de esta serie y dejamos la Comunidad Valenciana, para irnos a uno de los barrios más conocidos de Andalucía, el Albaicín. Este barrio granadino tiene su origen real con la llegada de los musulmanes y la construcción de la Alhambra, cuyas murallas protegían el barrio. Este barrio se comenzó a llenar de miembros de la corte árabe. A este barrio trajeron su arquitectura atípica y distribución que todavía se conserva, de ahí, el contraste y curiosidad que despierta este barrio.

Este barrio se caracteriza por sus casas de tipo carmen construidas por los árabes, con fachada blanca y amplios jardines interiores ricos en vegetación. Las calles son empedradas y destacan las placetas con monumentos y vistas a la Alhambra. Con la reconquista cristiana de Granada, se mantuvo a los árabes hacinados en este barrio, mientras el resto de la ciudad cambiaba y seguía la estética renacentista. Hasta que en el siglo XVII se decretó la expulsión total de los árabes, fue entonces cuando la clase más adinerada de Granada compró las viviendas por su singularidad. En lugar de derruir el barrio y moldearlo al gusto se decidió conservar y restaurar. La mayoría de símbolos árabes si fueron derruidos pero aún se conservan algunos.

En la actualidad es uno de los puntos más turísticos de Granada y una auténtica delicia pasear tranquilamente por sus calles llenas de historia y singularidad. Cada detalle es único y desearás pararte cada paso para hacer una foto. Uno de los puntos fuertes también son las vistas, que cada vez que subes un poco más se hacen más increíbles, hasta llegar al mirador de San Nicolás, un lugar mágico con algún que otro artista y la Iglesia de San Nicolás construida sobre una mezquita. Un rincón increíble con la Alhambra a la misma altura frente a frente, por detrás Sierra Nevada y el Mulhacén, el cual está la mayor parte del año nevado, una postal real increíble, es un mirador que no se puede contar se debe vivir. Para los que nos gusta comer también es un punto clave, porque los bares que hay sirven una tapas caseras deliciosas y gratis con la bebida. Además todos tienen su terracita para que disfrutes aún más del barrio.

Si vas a visitar Granada no te olvides de subir al Albaicín porque te vas a enamorar, y si lo haces al atardecer aún más. Si deseas subir con nosotros ponte en contacto con nosotros y te hacemos un precio inimaginable.